¿Tienes el suelo de tu garaje muy estropeado y estás pensando cómo renovarlo? Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de decidir el suelo de un parking es la cantidad de vehículos que pasan por él a diario. En los garajes particulares no hay un tráfico continuo, pero aun así comparten muchas características con los públicos, que hacen que necesiten el mismo tipo de pavimento.

¿Que cuál es la mejor solución? En Pavimentos Arnaldo lo tenemos claro: los pavimentos para parking, fabricados especialmente con los requisitos necesarios para darles este uso. Desempeñan su función a la perfección, evitando cualquier tipo de problema. Además, nos permiten rehabilitar fácilmente el antiguo suelo del garaje y darle un aspecto mucho más moderno.

¿Las ventajas? ¡Infinitas!

 

Resistencia y durabilidad, fundamentales para alargar la vida de los suelos

¿Para qué serviría el suelo de un garaje si no pudiera soportar el desgaste? No tendría sentido, ¿verdad? El roce continuo de los neumáticos deteriora mucho. Por eso, es primordial usar pavimentos para parking, que tienen una alta resistencia a la abrasión. Además, su durabilidad es extraordinaria, logrando mantenerse como nuevos durante muchísimo tiempo, sin mostrar ningún daño por su uso. Y si se trata de un parking público, será la mejor opción para amortizarlo y para que siempre tenga una buena imagen para los clientes. Porque a todos nos gusta entrar en un sitio agradable, aunque solo sea para aparcar el coche.

 

Impermeabilidad y fácil limpieza, claves para tener un pavimento siempre perfecto

La suciedad es uno de los problemas que más nos encontramos para tener bien cuidado un garaje. Los coches siempre terminan por soltar combustible o aceites en el lugar menos deseado. Esto provoca manchas que dejan los suelos con muy mal aspecto. Pero los pavimentos para parking tienen la ventaja de que evitan la aparición de polvo y son impermeables, con lo que ninguna salpicadura posible se quedará impregnada. Así, no se deja lugar a esa suciedad indeseable, que da impresión de dejadez y de suelo envejecido. El pavimento continuo también contribuye a una buena higiene, porque al no llevar juntas se evita que la suciedad se incruste en ellas, logrando una limpieza mucho más fácil y cómoda.

 

Antideslizante, una propiedad ideal para no resbalar con el suelo mojado

En los garajes siempre hay algún vehículo que pierde carburante o aceite. Muchas veces, puede haber también un poco de agua por haber llovido o como resultado de una limpieza que aún no ha secado.  Esto puede volverse muy peligroso, provocando fácilmente un resbalón y una caída. Pero con los pavimentos para parking se soluciona el problema, porque están fabricados con materiales antideslizantes. En las rampas y en los pasos de peatones de los aparcamientos públicos esta característica es indispensable para ofrecer garantías de seguridad a los usuarios.

 

Estética muy atractiva que amplía los espacios

Aunque el garaje se utilice solo para aparcar el coche también se debe tener en cuenta que tenga una estética agradable. Los pavimentos continuos para parking, que normalmente se pintan con pintura epoxi, tienen unos acabados muy interesantes, que les dan un aire moderno muy actual. Ya quedan lejos esos suelos en los que el gris imperaba. Ahora podemos elegir entre una amplia variedad cromática para darles color y encanto. Tanto para un garaje en casa como para uno público, es conveniente darles a los suelos una nueva estética más alegre.  Además, los pavimentos continuos dan una sensación de amplitud que parece agrandar los espacios.

 

Instalación sencilla de los pavimentos para parking

Con los pavimentos continuos no hay que tener miedo de cambiarle el suelo al garaje, porque son muy sencillos de instalar.  Se pueden aplicar encima de cualquier superficie, sin la necesidad de quitar la anterior ni entrar en grandes obras. Solo hace falta preparar el soporte sobre el que se va a poner. Luego, los pavimentos autonivelantes se adaptan fácilmente dando un resultado perfecto. En muy poco tiempo el suelo estará totalmente listo y con la ventaja de que la reforma ha sido mucho menos costosa que con otros materiales. Si se trata de un parking público, donde cerrarlo para cambiar el pavimento significa tener pérdidas, la importancia del tiempo de instalación se multiplica y es un factor que hay que tener muy en cuenta.

Seguramente, ahora tienes más claro por qué te beneficia tanto renovar el garaje con los pavimentos para parking en Barcelona. Consulta a nuestros especialistas de Pavimentos Arnaldo y te darán ideas para rejuvenecer tu parking. Ponte en contacto con nosotros. ¡Estamos para ayudarte!